El diseño de interiores y la tecnología se fusionarán para responder a las necesidades del futuro

16/11/2021

La pandemia ha acelerado nuestro viaje a un futuro mucho más tecnológico. “La normalidad que conocimos no volverá, aun cuando se levanten las medidas de emergencia, y tengamos que adaptarnos a nuevas formas y espacios de comunicación, socialización, comercialización, educación y trabajo”, sostuvo Jack Silva, docente de Diseño en la escuela de educación superior Toulouse Lautrec. En ese contexto, afirma que la tecnología se unirá a la arquitectura y el diseño de interiores con mayor rapidez, para desarrollar escenarios personalizados que se ajusten a nuestro nuevo estilo de vida. 
A partir de 2020, alrededor de 500,000 trabajadores trasladaron sus oficinas a sus hogares. Desde entonces, el diseño de interiores cobró más protagonismo, pues muchas personas redecoraron sus entornos de trabajo para mejorar su comodidad, estado de ánimo y productividad. La última encuesta realizada por PwC advierte que el 97% de empresas peruanas mantendrán el trabajo remoto en los siguientes años. “Es una cifra importante que nos invita a reflexionar sobre la importancia de los espacios que ocupamos y cómo los estamos aprovechando”, precisó Silva.

Hogares inteligentes.

Las tendencias en diseño cambian, las necesidades se modifican y los espacios evolucionan. En ese sentido, el experto de Toulouse Lautrec sostuvo que el primer desafío de los profesionales en arquitectura y diseño de interiores será integrar la tecnología en sus proyectos. “Los hogares dejarán de ser espacios exclusivamente familiares y se convertirán también en oficinas, salas de reunión, aulas de clase y centros deportivos. Por tanto, se deberá incorporar conexiones y gadgets específicos para cada espacio”.
Además, con el desarrollo del Internet de las cosas y la masificación de asistentes virtuales como Google Home y Amazon Echo, será necesario innovar hacia un diseño inteligente donde las personas pueden interactuar con sus hogares por voz, controlando la temperatura, la iluminación, la acústica, las cámaras de seguridad y todos los dispositivos que tengan sincronizados.
Espacios compartidos más tecnológicos.

Por otro lado, las empresas que opten por retornar al trabajo presencial necesitarán rediseñar sus espacios compartidos para garantizar la seguridad de sus colaboradores y maximizar su productividad. Por tanto, tal como indicó Silva, la tecnología deberá fusionarse con el diseño para llevar la experiencia a otro nivel y así poder desarrollar puertas y ventanas automáticas, iluminación y ventilación con sensores de movimiento, baños inteligentes, salas de reunión con tecnología holográfica, entre otros.

Desde luego, la transformación del diseño de interiores irá de la mano con el desarrollo de nuevas herramientas de trabajo para los profesionales de arquitectura y diseño de interiores. Por ejemplo, la realidad virtual facilitará la maquetación o decoración de estructuras hiperrealistas. Asimismo, la impresión 3D será más accesible y eficiente en la creación de piezas de arte, objetos de decoración y muebles con formas imposibles de fabricar. “La creatividad será el único límite”, apuntó el especialista Jack Silva.